viernes, 24 de septiembre de 2010

Iuck

La mina de repente, por sorpresa y sin sospecharlo, tuvo una muy clara idea de cómo debe sentirse una patada en el hígado.

Y no fue a razón de una comida abundante en condimentos o grasas.

Las náuseas la inundaron. Entonces apagó la pc y se fue a dar una ducha, como para reprimir el recuerdo de ese momento.

16 Asociaron libremente:

Ivy dijo...

Ese momento le confirmó q el elefante la seguía meando

Mel Blanc dijo...

Querida, lamento mucho si estás en un mal momento. Sabés que podés contar conmigo para lo que necesites, si? Besos y no decaigas.

Ivy dijo...

gracias Mel, es menos grave de lo q parece, pero son emboles q pegan fuerte por un día al menos, y a ese día hay q bancarlo

Viking dijo...

Ouch!
Saludos

Soy Luz dijo...

ahora tengo un patada en el higado! ayer tuve un casamiento...... jej

diosesargentino JULIANO dijo...

hasta que un día, un día llegó lo que estaba esperando, ese click que hizo olvidar el pasado. Suerte y no te bajonees.

Zeithgeist dijo...

jueeerza.

Montado de un Huevo dijo...

no sera el recuerdo del olor a pata o el número dos q se echaron el otro unos post atrás?...
je

Saludos!
El Huevón

Hugo dijo...

No importa cuantas birras se haya clavado ese elefante, en algún momento se le va a terminar y se va a dejar de joder.

Áaaaaaaaaaaaaaaanimo.

Ivy dijo...

Viking: sí, dolió che

Ivy dijo...

Luz: juajuajuajua, q hdp!

Ivy dijo...

Juliano: vos sí q me entendiste

Ivy dijo...

Zeithgeist: gracias :)

Huevón: jajaja, no, por suerte no, eso sería peor

Ivy dijo...

Hugo: espero!!! porq ya estoy podrida, encima la lista de la mala racha sigue, pero no quiero aburrir más en el blog con las cosas desagradables q me siguen pasando

saludos

migue dijo...

vaya que idea! ouch!
un gustaso Ivy ..
saludos ..

Ivy dijo...

el gusto es mío ;)