jueves, 4 de diciembre de 2008

No te gusto?! NO puede ser!!!

Hoy voy a hablar de un tipo de persona que he tenido el agrado (me cagué de risa de/con ellos) de conocer.

Son por lo general seudoamigos/conocidos, algo por el estilo.

Tienen más o menos su edad, están solteros y se la pasan conociendo gente con vista a conquista/ amante/ novio /lo que venga.
Como son personas que frecuentan por el trabajo, la facu o alguna otra actividad, suelen contarles sobre sus nuevas adquisiciones en materia de romance/sexo/lo que de, jajaja.

Muy pronto ustedes pueden llegar a deducir -o no, qué sé yo, yo ando sacando estas conclusiones a veces, supongo que la psicología en algo te modifica la manera de ver las cosas- muy pronto deducís, decía, que a estas personas de las que hablo las caracteriza la sobrecompensación de un autoestima muy pobre, bastante bien disimulado con una aparente sobrestimación que no hace más que mostrar el reverso de su origen. Es decir: parecen tenerse en una estima altísima, cargar con un muy elevado concepto de ellos mismos, por lo que son absolutamente incapaces de hacerse cargo de insinuaciones o afirmaciones directas de terceros sobre las equivocaciones en que suelen caer. Ok, lo hago más simple: no se bancan que les digan algo malo sobre ellos, pero no sólo no se lo bancan, sino que ni siquiera tienen registro de posibles críticas.

Así es, son hombres y mujeres que siempre encuentran la manera de evadirse de las fallas que los otros les muestran. Esta forma de ser particular de las personas de quienes hablo, tiene consecuencias directas en todos los aspectos de su conducta, sobre todo en lo que refiere a la vida social y a las relaciones de pareja.
Un ejemplo claro y hasta risible de esta conducta se ve en los casos en que estas personas son rechazadas por alguna posible conquista.
Estos muchachos y muchachas no pueden asumir que quizá no le gustan a una persona, a una chica que les dijo que no, a un chico que no las llamó más; no pueden tomar jamás ninguna muestra de desinterés como tal.
Entonces se esmeran en convencerse y convencer a los demás de que el problema no es de ellos, sino de la otra persona, por lo que se inventan explicaciones que no son más que intentos desesperados de proteger sus pobres narcisismos, jajaja, a saber:


"No es que no le gusto, es que la mina es una histérica"
"La mina es una boluda, quiere a un tipo menos culto"
"No me dio bola porque se sintió intimidada, es que se dio cuenta de la clase de tipo que soy (jajajaja)"


Y la mundial:

"Soy demasiado hombre para ella, se asustó, no hubiera sabido como manejar la situación"

Nótese como la mina, es decir la señorita que rechaza, no es nunca vista como una persona normal con gustos particulares y subjetivos que no se ajustan al muchacho en cuestión, no, esta señorita se vuelve un ser inferior por el sólo hecho de rechazarlo, el hecho de que ella no pueda ver lo bueno, sexy, genial e interesante que es él, es por supuesto una falla de ella.

Juajuajuajuajuajuajuajuajuajua.

Les tengo noticias mis queridos:

La mina no es histérica, ni casta, ni frígida o quizá sí, pero no fue la razón por la que los rechazó, mucho menos se asustó de su masculinidad, eso no existe! la mina, mis tesoros, está en otra! con un vago que tiene mejor auto, mejor labia, rulos más lindos, billetera más gorda, o que simplemente no es un pinche pupocéntrico como ustedes.
Asúmanlo! No se van a morir por no gustarle a alguien, y, les tengo más noticias corazones de melón: a nadie le importa. Acaso creen que el resto del mundo no tiene nada que hacer como para andar fijándose si alguien les dio o no bola y por qué?
Por favor, no me hagan enojar, miren que me siento otra vez ortiva (para placer del Rafa).

Y... sobre las razones que se inventan las mujeres cuando un tipo las tacha:

"Es un boludo"
"No sabe lo que quiere"
"Es puto"
"Soy demasiado buena para él, quiere una puta"
"Soy demasiado liberal, quiere una frígida"

El tipo quizá no sabe lo que quiere, pero es claro que sabe lo que no quiere, y eso te incluye a vos, el tipo no quiere una santa ni una puta, simplemente quiere otra mina que por X motivo no podés ser vos.
Pero claro, vos sos tan genial, tan irresistible que la única explicaición posible para entender que no te de bola es que sea puto, seeeeee, claro nena! Si vos no le gustás no le debe gustar ninguna otra mujer, jajajajajajajajaja.

NO LE GUSTAS NENA! SOLO ESO!

Tan simple, sencillo y obtuso como eso: NO le gustás. No te rompas la cabeza pensando por qué, llorate unas lágrimas por tu narcisismo herido si querés y a otra cosa querida, qué ganás con ponerte a descifrar lo que te faltó? (a menos que te lo haya dicho y le encuentres razón, eso es otra cosa)

Después de todo, como dice mi amigo Cesar: todos andamos con el cartelito en la frente que dice "Es lo que hay" es tómalo o déjalo, el que lo toma bien, el que no... mucho gusto y hasta luego.
He dicho.

Template by:

Free Blog Templates