domingo, 16 de noviembre de 2008

Cuelgue

Preludio de lo esperado.
¿Hay acaso mejores momentos?