miércoles, 2 de julio de 2008

Estaría...

Las endorfinas son sustancias que produce nuestro cuerpo en respuesta a ciertas situaciones, que tienen efectos muy positivos en el organismo: principalmente reducen el dolor y el cansancio, pero también levantan el ánimo, mejoran el humor, relajan los músculos, mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico...

Hay muchas formas de conseguir una oleada de endorfinas, a saber:

Comiendo como animal
Qué bien nos sentimos después de un buen atracón de algo que nos gusta, esa sensación de saciedad próxima al sueño es tremenda, o no? Bueno, a menos que uno sea bulímico (es broma, es broma, nadie se me ofenda)

Tomando alcohol
En realidad no sé si tomar alcohol tendrá como concesuencia la liberación de endorfinas, pero tiene claramente efectos similares, pero bueno, supongamos que sí libera endorfinas; no hay que pasarse entonces porque sino se nos van las endorfinas junto con líquidos, minerales, nutrientes, y unos pedacitos de hígado por el inodoro, pileta del baño, bacha de la cocina, cuneta de alguna calle, escalera del colectivo, o el lugar que uno utilice para vomitar.

Comiendo dulces
Por eso hay tantos gordos/as buenos/as, comen tanta azúcar los hijos de puta que viven dopados, re felices, así cualquiera!

Tomando café
Algo que saben explotar muy bien los tucumanos, notaron la cantidad de bares/"cafeses" que hay por cuadra en el casco céntrico? (digo los tucumanos y no el mundo en general porque no tengo datos suficientes, no me gusta hablar cagadas, je)

Fumando
Tiene que ser... por algo cuesta tanto dejar, a menos que a uno le de un simil ataque de asma un día en el centro a las 4 de la mañana, luego de salir de un boliche donde pagamos entrada (sí, che) para pasar dos horas fumando, charlando y cagándonos de frío en el patio.

Haciendo ejercicios
Será por eso que hay gente fanática del gimnasio... Naaaaa, lo repito: es porque la tienen chiquita, jiji. (Otra vez es broma, che!)

Haciendo el amor
Por lejos lo más efectivo, incluso sin que medie ninguno de los anteriores. Pero... entonces yo me imagino unir ésto a lo demás, y tener un sábado así:

Tomar dos vinos, hacer el amor escuchando tango instrumental, de preferencia Colortango o El Arranque, los CD's de Café de los Maestros también valen; fumar un par de luckies, comer dos pociones de guiso de fideo coditos con muuucha carne (bueno, yo me imagino lo que me gusta a mí! ustedes reemplácenlo con lo que les gusta a ustedes), después un alfajor Grandote con cubierta de chocolate con un café caliente, y volver a hacer el amor... Sería tremendo sábado o qué?!

Template by:

Free Blog Templates