lunes, 29 de diciembre de 2008

La falacia del psicólogo

Soy psicóloga, como ya saben (o no), y desde que empecé a estudiar la carrera, y mucho más ahora, me encuentro con las ideas erroneas y a veces hasta ridículas que tiene la gente al respecto, que se cuelan en ciertas cosas que me suelen decir cuando apenas las conozco, aquí algunos ejemplos:

Decime como soy

Y... medís 1,70 aproximadamente, tenés ojos marrones, el cabello negro, qué sé yo cuánto pesarás... Esteem, ¿cómo te explico que soy psicóloga?, esperá te lo silabeo: psi-có-lo-ga, ¿entendés ahora? No soy vidente corazón; no puedo decir cómo sos después de diez minutos de haberte conocido y de haber intercambiado sólo unas cuántas frases. Ni siquiera a mis pacientes llego a conocer, sólo los veo un par de horas a la semana, y me hablan de cosas que prácticamente no hablan con nadie más, así que ni aún en esos casos me animaría a afirmar que "sé cómo son"; puedo llegar a discernir ciertas pautas en su conducta, nada más. ¿Te quedó claro? Pero tranquilo que en el diario del domingo podés encontrar personas que por $20 pesos responden tu pregunta existencial, o hasta podés enviar un sms a algún número; viste que ahora hay servicios para todo por celular, ¿no?

Interpretame un sueño

Sí sí, todos saben de la existencia del texto de Freud: La interpretación de los sueños, lo que no entiendo es qué les hizo pensar que el padre del psicoanálisis acaso escribió un librito onda almanaque de agencia de quiniela con correspondencias tales como:
soñaste una víbora: te meten los cuernos
soñaste a alguien muerto: le alargás la vida
soñaste agua: jugá al quichicientos tanto
O sea... estoy más que re podrida que al presentarme a alguien y decirle que soy psicóloga (no yo, sino quien me presenta, porque yo no lo digo a menos que sea estrictamente necesario, justamente para evitar lo que les cuento); me harté, decía, que me salgan con un verborrágico discurso que describe una cantidad inusitada, confusa y desordenada de sueños que tuvieron en la última semana... No puedo interpretarte un sueño en el baño del salón al que asistí por una fiesta; te podría versear alguna estupidez para contentarte, pero NO TENGO GANAS, sí, sí, soy re ortiva, a quejarse a la AFA tons. Es que uno no vive como si el mundo fuera un consultorio por ser psicólogo, yo no estoy psicóloga todo el tiempo, todo el tiempo soy Ivy, nada más, no me rompan las bolas.
Si sos psicóloga no podés sentirte mal

Claro! Cómo si en la facultad me hubieran enseñado el secreto de la felicidad! No dejé de ser humana, te lo juro, hay veces que lloro, que me siento mal, que las cosas no me salen y eso me supera, ser psicóloga no me excluye de eso, así que me revienta que me digan cosas como me sorprende que te sientas mal, vos que sos psicóloga, por favor explíquenme ¿qué chot* tiene que ver?

Sos psicóloga, ¿por qué no lo usás para manipular psicológicamente?
Eeemmm (esta expresión -junto al "esteemm"- es el resultado directo de la represión de los improperios que se me ocurren), ¿cómo te digo que manipular gente no es de psicólogos sino de psicópatas?, cosas que no necesariamente se implican mutuamente. No saben las veces que me dijeron que como psicóloga debería poder manejar a algún amigo/a, novio, jefe, rival, etc. ¿¿?? Lamento decepcionarlos pero no soy Tusan ni tengo intenciones de serlo. Y que ustedes estudien psicología no les dará esos poderes sobrenaturales que me atribuyen tantas veces.
[Nota: No puedo negar que haber estudiado psicología te da una perspectiva diferente respecto a ciertas cosas, lo que a veces ayuda al aconsejar a algún amigo/a por ejemplo, pero nada más; en esos casos no hago de psicóloga, sino que sigo siendo Ivy, que es lo que se ve en parte también influenciada por la carrera. Lo digo para que vean que no soy tan ortiva, tampoco ando por la vida negándome a dar consejos.]

jueves, 25 de diciembre de 2008

Arjona te odio por esta canción

a ti te estoy hablando a ti,
a ti la que no escucha
a ti que con lo que te sobra
me darías la luz para encender los días
a ti que juegas a ganarme
cuando sabes bien que lo he perdido todo
a ti te estoy hablando a ti
aunque te importe poco lo que estoy diciendo
a ti te estoy hablando a ti
aunque es perder el tiempo
a ti que te pasó tan lejos
el rigor del llanto y la melancolía
si nunca dije la verdad
fue porque la verdad siempre fue una mentira
a ti te estoy hablando a ti
aunque te valga madre lo que estoy diciendo

a ti que te faltó el valor para pelear por ti
a ti que te consuelas con
cubrirte de Channel las huellas de mis besos
a ti ya no te queda nada
a ti ya no te queda nada
nada...
a ti que por despecho estas pensando con los pies
a ti que me dejaste solo incluso
cuando estabas en mi compañía
a ti ya no te queda nada
a ti ya no te queda nada
nada

a ti te estoy hablando a ti
tan sorda y resignada
a ti que duermes con tu orgullo
y te dejas tocar por tu rencor barato
a ti que te gusta ir de mártir
repartiendo culpas que son sólo tuyas
a ti te estoy hablando a ti porque no hay
nadie más que entienda lo que digo

a ti que te faltó el valor para pelear por ti
a ti que te consuelas con
cubrirte de Channel las huellas de mis besos
a ti ya no te queda nada
a ti ya no te queda nada
nada...
a ti que por despecho estas pensando con los pies
a ti que me dejaste solo incluso
cuando estabas en mi compañía
a ti ya no te queda nada
y a mí me queda por lo menos
este síndrome incurable de quererte tanto


lunes, 22 de diciembre de 2008

Lo más bizarro del año

No voy a criticar la navidad, me rehuso. ¿Qué culpa tiene una pobre fecha del frenesí consumista de la gente, de la hipocresía, de que todos se olvidan de los problemas y se llevan bien por unas semanas, y todas esas cosas malas que se dicen de esta fecha? ¡No es culpa de la navidad!
Nos volvamos nosotros un poquito menos consumistas (o no lo critiquemos) seamos menos hipócritas y pasémosla con quien tengamos ganas, lo que corresponda, pero dejémonos de jorobar en los blogs, metroflogs, fotologs, lo que fuere con que la Navidad es fea, ñaña ñaña. La Navidad es una fecha, que conmemora el supuesto nacimiento de alguien que representa algo importante para algunas personas y para otras no. Ya está. ¿Para qué amargarse? No tiene sentido.

Sí sí sí, ya sé que en estas fechas por ahí uno se acuerda de la gente que está lejos, muchas personas se ponen tristes por los que no están; pero esa no es razón para criticar la Navidad, lo dije y lo repito: ¡la pobrecita está libre de culpas!

Con el año nuevo es otra cosa, todos los psiquismos, sean de contadores o no, se llenan de balances del año (mátenme por este chiste boludo, les doy permiso =P). La cuestión es que para fin de año, o incluso un poquito antes uno puede ponerse a pensar en lo que no le salió, en lo que no fue, en lo que hubiera podido ser, bla bla bla. Hoy no estoy de bajón, así que tampoco voy a hablar de eso.

Lo que les quiero contar es lo más impresionante, bizarro, inexplicable, de película que me pasó en el año, bueno, ustedes lo califican, si es que lo leen, porque advierto que se pueden herir algunas sensibilidades, aquí va:

Me preparaba para salir a una fiesta, un sábado alrededor de las 23:30; me dirijo al fondo de mi casa donde estaban mis padre para decirles que ya me iba, cuando... veo a Emma, una de mis dos gatas, echada debajo del asador, lo que me pareció extraño porque ella nunca duerme allí ni nada. Hacía más de una semana que la notábamos rara, no comía bien, se desaparecía todo el día, no lloraba para pedir comida, pero como ya tiene varios años, está esterilizada, está viejita, pensamos que quizá era la razón de su estado. Pensábamos... hasta que ese sábado al verla ahí, inmóvil, me pongo en cuclillas para acariciarla y le hablo, cuando me escucha levanta la cabeza y veo sangre en su cuello, en su garganta podríamos decir: tenía una pequeña herida que no alcanzaba a ver bien, además no se dejaba tocar mucho. Pensé que sería un raspón por andar en los techos y esas cosas que suelen hacer los gatos (hablando de animales, obvio).
Me voy a la cocina, estaba un poco preocupada (mis gatas y mis perras son el equivalente de unos hijos para mí, sépanlo). La llamé, vino despacio, se subió a la ventana y se acomodó allí, a un metro y medio de altura aprox., me inclino entonces debajo de su cuello para ver mejor la "herida" y tratar de deducir qué le había pasado. Veo sólo un poco de sangre, y algo líquido que se le escurría entre su pelo blanco. Busco un poco de algodón y lo humedezco para limpiarla; cuando me dispongo a hacerlo noto una especie de hilo entre su pelaje, lo tomo con cuidado para sacarlo, recién entonces noto que está embebido en una mezcla de pus y sangre. (Casi me muero, soy muy impresionable -si es que existe la palabra-). Me armé de valor, reprimí las ganas de vomitar y tiré de ese hilo, entonces... ¿qué creen ustedes que pasó? El otro extremo del hilo salía del cuellito de mi Emma, ¡lo tenía adentro de la herida! ¡¡¡Ah!!! Tiro más y más, tenía unos cinco centímetros y... en el otro extremo había... una aguja, que salió de adentro del cuello de mi pobre gatita.

...

Sentí que me bajó la presión, creí que me desmayaría, apenas consigo llamar a mi mamá, sin gritar para no asustar a mi gata y evitar que se vaya. La bajo de la ventana y cierro todo, traigo el teléfono y llamo a un veterinario, me dice que le corte el pelo, le limpie la herida con agua oxigenada y le compre un antibiótico, también que le de mucha agua.

:S

No les puedo explicar la sensación de impotencia, de pensar que MI gata tuvo eso vaya a saber cuánto tiempo ahí para que se formara la especie de grano que se le había formado, lleno de pus y sangre. :S Y la aguja... la aguja estaba oxidada, ¡¡¡¿cómo les digo que estaba oxidada?!!!

Pasé varios días de preguntarme cómo mierda le ocurrió eso, qué hubiera pasado si no la hubiera visto, cuánto habrá sufrido hasta ese día.

:(

Pero esta historia se las cuento sólo porque tiene final feliz, ¡obvio! Tan morbosa como para contar que mi gata se murió así no soy che, tenganme algo de fé.

Emma está re bien ahora, le quedó una mínima cicatriz, y sólo falta que le crezca el pelo en su cuellito.

Bueno, banquenme mi anécdota y yo les banco sus post anti-navidad.

He dicho.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Confesión


no importa lo bueno o espectacular que haya sido mi día, siempre llega un momento donde no puedo menos que reconocerme total y definitivamente lesa de tu ausencia...


Breves III


mientras se gastaba la vida soñando imposibles
añorando momentos irreales ya, idealizados en su recuerdo
mientras se consumía en anhelos hace tiempo muertos
ella también soñaba un imposible:
creaba en su mente una y otra vez
un encuentro ideal
con ambos ilesos de pasados trayectos...

jueves, 18 de diciembre de 2008

Breves II


ella sabía que en él había algo
de ese real que tanto buscaba;
y...
aunque no logró deducir de qué se trataba
no se privó de probar su piel
buscando respuestas...

viernes, 12 de diciembre de 2008

Yo asesora de imagen

Si no te gusta tu pelo negro, o simplemente querés saber cómo te verías siendo rubia... no dejes que esos cuatro centímetros de raíces crecidas muestren al mundo que estás teñida (claro, como si de todas formas no se notara), qué sé yo, por una cuestión de prolijidad, y también, eeemmm... cómo te digo? ah, sí!: de respeto al prójimo.

Si tu médico, tus amigos, tu familia, tu novio, quien fuere te llegó a insinuar que estás un poquito excedida de peso, o vos lo sospechás porque comprás ropa en esas casas XL, por la salud mental y la integridad de los estómagos humanos te lo pido: no uses calzas brillosas, al menos no en verano, porque ya suficiente tenemos con bancarnos los 40° de sensación térmica, con sentir que nos incineramos, como para encima tener que sentir ganas de suicidarnos al verte así vestida.

Si te encantan las calzas brillosas y llegás a usarlas en verano, para que veas que buena soy te lo acepto, sólo que... no las uses con tops que muestren tu panza y sus estrías, no es agradable, para nada, no hagas a los demás lo que no desees que te hagan a vos, pensá en el karma, qué sé yo, pero no lo hagas!

Si se te creció el pelo y el corte original está super deformado, andá y cortalo de nuevo, si no tenés tiempo, ganas o plata para ir a la peluquería y cortarlo al fin, no uses quichicientasveintitresmilochocientassetentaydos trabas para sujetarlo, o si usás esas quichicientasveintitresmilochocientassetentaydos trabas, tratá que sean del mismo modelo... o del mismo color al menos, porque si son de color naranja, verde fluor, azul, rojas, fucsia, etecé,etecé, etecé, tu cabeza parece una quermés!

Si te querés poner un pearcing arriba de tu boquita, usá un pearcing, o sea... cómo te explico? vienen unos hechos específicamente para eso, son diferentes de los que van en la oreja, sabés? si te ponés uno de estos últimos, se ponen oscuros, te manchan la piel, etecé etecé etecé. Pero bueno, si ya te pusiste uno de esos, al menos limpialo de vez en cuando, si te lo pusiste y no lo querés limpiar, al menos depilate el bozo, porque el aritoimprovisadodepearcing llama la atención a esa parte de tu cuerpo, y si te creció un bigote onda Bety la fea, te juro, te juro por la luz que me alumbra que no es nada agradable a la vista.

Si sos varón y usás un arito en la oreja, primero: por qué usás un arito? Ok, admito que a muchos les queda lindo. El tip es que si los usás, no usés unos con una piedra de color inmesa, quedan un poquito, esteeem... vulgares. Si a vos te gustan y querés usarlos igual, tratá que esa piedra de color no sea rosa, porque quedás no sólo re gay, sino que encima ordinario.

Si sos varón no podés bajo ningún punto de vista hacerte reflejos, claritos, mechitas, etc. Dejense de joder, no da, MENOS si tienen el pelo reeeeee negro.

Si sos mujer y te encanta comprarte sandalias (es con s o z?), no te olvides que esas formaciones que cubren a los deditos de los pies se llaman uñas, y se cortan de vez en cuando, porque si crecen demasiado no quedan bien, y si no te las cortas al menos tenés que limpiarlas, porque... mi vida! por más lindas que sean las sandalias, si tenés las uñas mugrosas te aseguro que nadie se fijará si son Lady Stork o Ricky Sarkany

Algunas bocas no fueron hechas para usar lapiz labial, porque son demasiado gruesas, demasiado llamativas, entonces no quedan bien pintadas de un rojo furioso (la mía por ejemplo). Pero... supongamos que tu boca va con el labial, y la pintás de rojo -o no va, pero te chupa un huevo-... Te comento, eh? Es un poquito demasiado la boca roja y los ojos con una sombra azul eléctrico en toooodoooo el párpado, todito, hasta las cejas. No va amiga mías, si no tenés familia o amigos que te lo digan, menos mal que existe mi blog.
Y... las cejas... no las pintes con la sombra para ojos, porque hasta ahí no te tenés que pintar, sí? Bueno, dicho eso... las cejas se depilan de acuerdo al crecimiento, a lo que quede mejor de acuerdo a tu rostro, pero... no importa que tu rostro sea redondo, cuadrado, ovalado, de la forma de la torre Eiffel o la estatua de la libertad, no va, NO VA depilarte las cejas y dejartelas de un milímetro de espesor por un centimetro de largo, o sea... el estilo bigote de Hitler no va para las cejas, entendés mi amor?

Todos consejos gratis, no no no, no lo nieguen más!

Soy re buena!!! Uiiiiiiiiiiiiiiiiii
=P

domingo, 7 de diciembre de 2008

En qué pensás...?


si existe realmente el "pecado de pensamiento"... amigos bloggers, quien escribe arderá en las llamas del averno por siempre jamás...

¿será que alguno me acompañe, o sólo a mí me asaltan a veces tan "malos (y no por eso desagradables) pensamientos"?

jueves, 4 de diciembre de 2008

No te gusto?! NO puede ser!!!

Hoy voy a hablar de un tipo de persona que he tenido el agrado (me cagué de risa de/con ellos) de conocer.

Son por lo general seudoamigos/conocidos, algo por el estilo.
Tienen más o menos su edad, están solteros y se la pasan conociendo gente con vista a conquista/ amante/ novio /lo que venga.
Como son personas que frecuentan por el trabajo, la facu o alguna otra actividad, suelen contarles sobre sus nuevas adquisiciones en materia de romance/sexo/lo que de, jajaja.

Muy pronto ustedes pueden llegar a deducir -o no, qué sé yo, yo ando sacando estas conclusiones a veces, supongo que la psicología en algo te modifica la manera de ver las cosas- muy pronto deducís, decía, que a estas personas de las que hablo las caracteriza la sobrecompensación de un autoestima muy pobre, bastante bien disimulado con una aparente sobrestimación que no hace más que mostrar el reverso de su origen. Es decir: parecen tenerse en una estima altísima, cargar con un muy elevado concepto de ellos mismos, por lo que son absolutamente incapaces de hacerse cargo de insinuaciones o afirmaciones directas de terceros sobre las equivocaciones en que suelen caer. Ok, lo hago más simple: no se bancan que les digan algo malo sobre ellos, pero no sólo no se lo bancan, sino que ni siquiera tienen registro de posibles críticas.

Así es, son hombres y mujeres que siempre encuentran la manera de evadirse de las fallas que los otros les muestran. Esta forma de ser particular de las personas de quienes hablo, tiene consecuencias directas en todos los aspectos de su conducta, sobre todo en lo que refiere a la vida social y a las relaciones de pareja.
Un ejemplo claro y hasta risible de esta conducta se ve en los casos en que estas personas son rechazadas por alguna posible conquista.
Estos muchachos y muchachas no pueden asumir que quizá no le gustan a una persona, a una chica que les dijo que no, a un chico que no las llamó más; no pueden tomar jamás ninguna muestra de desinterés como tal.
Entonces se esmeran en convencerse y convencer a los demás de que el problema no es de ellos, sino de la otra persona, por lo que se inventan explicaciones que no son más que intentos desesperados de proteger sus pobres narcisismos, jajaja, a saber:


"No es que no le gusto, es que la mina es una histérica"
"La mina es una boluda, quiere a un tipo menos culto"
"No me dio bola porque se sintió intimidada, es que se dio cuenta de la clase de tipo que soy (jajajaja)"


Y la mundial:

"Soy demasiado hombre para ella, se asustó, no hubiera sabido como manejar la situación"

Nótese como la mina, es decir la señorita que rechaza, no es nunca vista como una persona normal con gustos particulares y subjetivos que no se ajustan al muchacho en cuestión, no, esta señorita se vuelve un ser inferior por el sólo hecho de rechazarlo, el hecho de que ella no pueda ver lo bueno, sexy, genial e interesante que es él, es por supuesto una falla de ella.

Juajuajuajuajuajuajuajuajuajua.

Les tengo noticias mis queridos:

La mina no es histérica, ni casta, ni frígida o quizá sí, pero no fue la razón por la que los rechazó, mucho menos se asustó de su masculinidad, eso no existe! la mina, mis tesoros, está en otra! con un vago que tiene mejor auto, mejor labia, rulos más lindos, billetera más gorda, o que simplemente no es un pinche pupocéntrico como ustedes.
Asúmanlo! No se van a morir por no gustarle a alguien, y, les tengo más noticias corazones de melón: a nadie le importa. Acaso creen que el resto del mundo no tiene nada que hacer como para andar fijándose si alguien les dio o no bola y por qué?
Por favor, no me hagan enojar, miren que me siento otra vez ortiva (para placer del Rafa).

Y... sobre las razones que se inventan las mujeres cuando un tipo las tacha:

"Es un boludo"
"No sabe lo que quiere"
"Es puto"
"Soy demasiado buena para él, quiere una puta"
"Soy demasiado liberal, quiere una frígida"

El tipo quizá no sabe lo que quiere, pero es claro que sabe lo que no quiere, y eso te incluye a vos, el tipo no quiere una santa ni una puta, simplemente quiere otra mina que por X motivo no podés ser vos.
Pero claro, vos sos tan genial, tan irresistible que la única explicaición posible para entender que no te de bola es que sea puto, seeeeee, claro nena! Si vos no le gustás no le debe gustar ninguna otra mujer, jajajajajajajajaja.

NO LE GUSTAS NENA! SOLO ESO!

Tan simple, sencillo y obtuso como eso: NO le gustás. No te rompas la cabeza pensando por qué, llorate unas lágrimas por tu narcisismo herido si querés y a otra cosa querida, qué ganás con ponerte a descifrar lo que te faltó? (a menos que te lo haya dicho y le encuentres razón, eso es otra cosa)

Después de todo, como dice mi amigo Cesar: todos andamos con el cartelito en la frente que dice "Es lo que hay" es tómalo o déjalo, el que lo toma bien, el que no... mucho gusto y hasta luego.
He dicho.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Terapia

cuando en un día como hoy:

llueve y salgo sin paraguas
piso todas las baldosas flojas en las dos cuadras que camino hasta el laburo
la mañana no es del todo tranquila
me duele la cabeza y no tengo migral
tengo sueño
no puedo verte cuanto quiero

yo no puteo ni me desquito con persona alguna, no soy como otros (el que quiera que se haga cargo)

no, yo me la banco, mantengo mi buen humor, total, mañana es martes, y cuando llegue del trabajo podré apagar mi celular, mi pc, descolgar el teléfono fijo, cerrar todas las puertas y ventanas de mi casa, apagar las luces, prender el aire y tirarme en mi camita, para intentar (a media luz) contar los cuadros de las placas de yeso del cielorraso hasta que me duerma, para levantarme sin despertadores, cuando mi cuerpo diga ya fue suficiente sueño... darme una renovadora ducha, cambiarme y salir al centro

llegar a la calle San Juan 751, buscar al compañero que más tiempo llevo de conocer, aquel al que más confianza le tengo, abrazarlo, cerrar los ojos y dejarme llevar por la música, bailar mientras dejo que cada compás de (quizá) este tango me traspase...




... y mi mente pueda entonces alejar cualquier pensamiento o recuerdo y al fin me relaje de una manera tal que al llegar a mi casa todo parezca más simple, mi organismo se sienta capaz de vencer cualquier situación de estrés

deberían intentarlo, es terapéutico de una manera impensable

por supuesto que hay miles de maneras más obvias de relajarse, pero bailar tango ayuda a sublimar, es decir que no sólo es descarga (como podría serlo correr o hacer el amor) sino que transforma esa mala onda en un caudal insospechado de buenas sensaciones

o será quizá sólo que a mí me gusta mucho... igual se los recomiendo