jueves, 4 de septiembre de 2008

Now what?

Y al fin puedo escuchar música en la oficina; y todas las canciones que encuentro están para atrás para atrás; y el día está gris, como para ponerse a tono con mi ánimo; y cometí el mismo error...

...esperar demasiado.

No hay que esperar nada en absoluto, como para que lo mínimo te conforme. No, qué mediocre, prefiero seguir esperando. Mañana están todos invitados a arrojarme piedras hasta mi muerte en la plaza principal. Un espectáculo del que disfrutarán muchos. No se olviden de cargar sus derrotas y defectos en los tiros, los harán entonces más certeros y disfrutarán más que me ofrezca en sacrificio. Después de todo quizá lo merezco. No, qué va, no lo merezco. Mejor me quedo aquí. A alguien le parecerá bien...

Oh, if I'd only seen that the joke was on me.


Template by:

Free Blog Templates