lunes, 6 de octubre de 2008

Catarsis y ya...

Última llamada a la evasión, última chance de sublimar lo inminente. Es tarde. Te trae ese sueño y ese mensaje, te trae esa duda, te trae esa idea que persiste pero no se concreta. No te extrañé. Seis meses de impecable tranquilidad me habían permitido hasta el lujo de olvidar cómo te sentías, en mi garganta que se oprime, en mi pecho que se estruja y casi no permite el paso del aire, en mi estómago que parece anudarse. Olvidé las estrategias para sobrellevarte, olvidé las formas de aliviar esta tensión que sin permiso se apodera de mi cuerpo justamente ahora. Justamente en la concurrencia de esa promesa, esa espera, esa sensación que me asalta justo antes de conciliar el sueño, y minutos después de despertar. Mis mañanas empiezan de repente con tu presencia. No te había extrañado en absoluto. Angustia. Señal ante un peligro difuso, inespecífico. Angustia, que hoy por hoy sortea cualquier límite que puedan trazar los símbolos, angustia que me invade en lo real, en la carne, y trato con estas líneas de llevar al universo del lenguaje, allí donde todo puede vivir o morir a pedido; allí donde la causa de todo esto comenzó...

Crónica unimembre

Trabajo. Oficina. Puerta cerrada. Saludo. Abrazo. Roce. Tentación. Propuesta. Negativa.

Casa. Habitación. Sueño: Trabajo. Oficina. Puerta Cerrada. Saludo. Abrazo. Roce. Tentación. Propuesta. Aceptación. Desenfreno.

Despertar. Realidad. Habitación vacía. Elegida soledad. Espera...

Pero ella nunca engorda...

Peso 54 kg, y los de Cuestión de Peso se pueden suicidar o ir a cocinar mandioca a La Quiaca si les molesta.

Sí, estoy enojada, en todos lados se habla de la discriminación que sufren los superexcedidosdepeso; pero, yo me pregunto: ¡¿quién defiende los derechos de los delgados?! ¡¿eh?! Diganme que me saqué ya (jijiji)

Porque si yo dijera algo sobre una chica superexcedidadepeso haciendo referencia a su morfología, podría ser tildada de cruel, desubicada, mala mina, etecé, etecé, etecé.; mientras que si la superexcedidadepeso dice algo de mí, haciendo referencia a mi condición de flaca, claro! ella es dueña, ¡¿verdad?!

Porque ella me puede tratar de flaca de aquí flaca de allá, hasta para discutir, y usándolo en tono peyorativo, y está justificada porque ella no es flaca, y pobrecita debe haber sufrido mucho en la escuela por eso, y su ego tiene que ser más frágil que el mío porque nunca tuvo novio, y cuando lo tuvo no se podía sacar la ropa delante de él con la luz prendida, o algún trauma por ese estilo.

Basta!
Me tienen re podrida, porque yo también sufrí por ser flaca, sepanlo!

Bueno... la verdad la verdad no sufrí, pero renegué mucho, aunque ni tanto tampoco, pero bue... Igual, qué culpa tengo yo de tu ego comprimido entre los rollos de la panza? Liberalo nena! Pero no ataques a los que no pasaron por eso.

Yo hasta hace un año pesaba 50kg, y no había manera de aumentar un puto kilo, hice dietas hipercalóricas, tomé suplementos para deportistas sin estar haciendo deporte, jeje, y nada... pero nada. Y algunas de las superexcedidasdepeso que conocía me decían cosas como "aaayyy, pareces anoréxica, aaayyy, sos reflaquita, aaayyy parecés una nena de tan chiquita, aaayyy, a los hombres les gustan las rellenitas, no las flaquitas como vos"

Y yo, re pelotuda, me traumaba un poco, claro que fue hasta un día que me puse a pensar y me di cuenta que, a todo eso, yo podía responder algo como:

"aaayyy, yo pareceré anoréxica pero vos pareces una bulímica que se olvida de vomitar después de los atracones, aaayyy, seré flaquita en ese tono despectivo en que lo decís, pero si fuera tan malo no morirías por bajar depeso, no?, aaayyy, pareceré una nena (bastante crecidita), pero vos pareces una morsa en época de apareamiento y yo no me quejo; aaayyy, a los hombres les gustarán las rellenitas, pero vos no conociste todavía alguno de esos, no? digo, porque sino hubieras tenido al menos un novio"

Podría haber dicho todo esto, pero no lo hice, ven que soy buena? Cruel es el que hace crueldades. Y yo sólo lo pensé... Muejeje. Y como lo pensé lo digo aquí.

En conclusión: si se quieren matar haciendo dieta, quejarse por el peso que tienen, conmiserarse entre ustedes, haganlo, pero para eso no critiquen a la gente delgada, mejor dicho: no critiquen a las flacas que dicen comer lo que se les atonje y no engordar, porque yo soy así, y me revienta que digan que eso no es normal, blablabla.

Me voy a comprar manteca y bizcochos con grasa para merendar mi matecocido con leche, y pensar si a la noche como fideo con salsa (mucha), o algo más simple como hamburguesas con papas fritas, no vaya a ser que baje uno de los 4 kg que tanto me costó aumentar en estos meses; y si a alguien le molesta ya lo sabe: pueden ir a cocinar mandioca a La Quiaca, pero haganla al horno, así tiene menos calorías :)
Uiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.
[Nota: la autora del blog (o sea yo, por supuesto) estaba siendo irónica, si alguien se siente tocado por favor dirija dirija sus quejas a creistequemeimporta@hotmail.com.]

Template by:

Free Blog Templates