miércoles, 29 de abril de 2009

Yo ortiva


Una de las cosas por las cuales muchas veces me catalogaron de ortiva (y quizá con razón) es que siempre me pregunté:

Por qué carajo los padres de algunos novios creen que nos interesa, la primera vez que vamos a su casa, ver los quichicientosveintidosmildoscientosveintitrés álbumes de fotos de la familia?

O sea...

Yo no entiendo a quién le puede resultar divertido ver fotos de gente que no conoce, y que encima por cada foto le cuenten una historia de la persona que está en ella, aaahhh!!! 
Otra cosa de este ritual, que me aburre soberanamente, es ver fotos del novio cuando todavía se meaba encima.  
O sea... Es muy probable que si nunca me impusieran la participación en este rito de iniciación en la interacción con la familia de mi medio pomelo, yo igualmente terminara pidiendo ver algunas fotos, pero:

Ir por primera vez a almorzar o cenar y que al final de la comida me tenga que comer tres horas viendo fotos mal sacadas, es un total embole, madres bloggeras, entérense! no le hagan esto a las novias de sus hijos!!!

Lo que me hace más ortiva o antisocial todavía es que si son fotos de viajes que incluyen sólo paisajes y no gente, puedo verlas durante DIAS, sin dormir más o menos, porque esa es la clase de fotos que me gusta sacar y que yo también mostraría, esto me hace pensar que la gente me aburre, hasta en fotos... :P

Lamentablemente las veces que sacaron estos álbumes en alguna casa donde iba principalmente a comer (jiji) tuve que digerir también, de yapa, historias sobre las tías Porota, Manuela y Pepita, y sobre cómo fue la primera vez que mi novio y sus hermanos cagaron sólido en sus pañales de tela... 

Aagghh

(Nota: Si ustedes tienen un novio que usó pañales descartables, son unas asalta cunas, sépanlo)

Template by:

Free Blog Templates