miércoles, 9 de julio de 2008

Es así...

... yo ya te he olvidado
yo no vivo en el pasado
yo no creo en los rencores
por las cosas del ayer...

Compumundo hipermegared

Así se debería llamar Arnet, por el tipo de servicio que brinda. Los que chatean conmigo saben cuánto sufro con los cortes, no puedo mantener una conversación mínimamente coherente porque la conexión dura tres minutos y se corta cinco, y cinco minutos esperando una respuesta en el msn es mucho.
Hay quienes dicen: el msn no es para comunicrse, sino para entretenerse, disiento: yo tengo amigos que viven lejos, y la manera más accesible de estar en contacto es ésta; las llamadas son carísimas (para nuestros humildes bolsillos al menos, o como para poder contar todo lo que queremos).
Ya llamé al 0-800, ya llamé a Telecom, me atienden mil contestadoras, sigo quichicientas mil instrucciones, ingreso no sé cuántas veces mi número de línea, mi número de cliente, y al final me termina atendiendo siempre un infradotado al que le tengo que explicar que mi modem SI está prendido, que sí, me fijé, lo tengo en frente, y le juro que la luz de Power está prendida, que el cable sí está conectado al Splitter y al modem, que la luz de Lan sí se prendió, porque sí conecté la pc al modem, jurarle que la PC está encendida, que el explorer está abierto pero no funciona, porque siempre me preguntan estas cosas.
Ya vino un técnico, un gordito en todo parecido al dueño de la tienda de historietas de Los Simpsons, sólo que con lentes, y me intentó chamuyar, bueno, yo me hice la inocentona, no lo taché de una, a ver si así me solucionaba algo, pero nada, así que ahí ya lo taché tranquila. Cuestión que el problema es todos los días algo diferente, así que pienso darle de baja, o esperar un poco más... Ya veré. Por ahora estoy podrida de los 0-800, de las instrucciones interminables, ya sabrán cómo es.

Todo ésto venía por lo del msn, como tengo una versión vieja de éste, no puedo recibir los mensajes que me llegan cuando se cortó, a menos que me tome un colectivo y vaya a un cyber al centro, pero entonces para qué pago por tener internet en mi casa? No instalo la versión nueva del msn porque no tengo Windows XP, no instalo Windows XP porque mi pc se suicida, se autodestruye, no se lo bancaría. (Quizá necesito una computadora nueva... pero eso implicaría un gasto que no puedo afrontar... mejor me mato, naaa, me quejo que de vez en cuando viene bien, jajajaja)

Bueno, en fin, todo era para decir que es un bajón estar charlando con alguien y que de repente te diga algo que estabas esperando, algo como:

X persona dice:
estoy sin celu, quería encontrarte aquí, querés que salgamos hoy?

ivy dice:
sí, de una, adónde?

No puedes enviar mensajes ya que no has iniciado sesión
[Nota mental: la reputísima madre que lo re mil... *"#!"#$#%$% a Arnet]
Conectando en... 30... 29... 28
No puedes iniciar sesión de messenger en este momento, intenta más tarde.
[Nota mental: me re ca** en Arnet y la *!"#$%$&&/]
No puedes iniciar sesión debido a un problema de tu conexión a internet.
[Gritos, ya no pensamietos: Ahhh! la reputa que te "$#%%&&//"!$#]

Y se corta por diez minutos... Y... qué piensa el otro? se cortó la conexión, la llamo, o, si es medio perseguido, como la mayoría de los que me gustaron: me tachó, mejor no la llamo.
Por eso ahora, cuando empiezo a hablar con alguien aclaro: si no te contesto es porque se cortó la conexión, me pasa seguido.

No podía perdérmelo

Anoche, haciendo caso omiso de todas las prescripciones de mi médico, de los gritos, sermones, súplicas y quejas de mi madre, y del dolor en mi espaldita, fui al Atahualpa (para los que no sepan, un festival folclórico que se realiza todos los años en esta fecha). Con analgésicos, bufandas (dos), un par de sanguches (o sandwiches, como quieran) de milanesa y mucho papel de cocina en la cartera, llegué alrededor de las nueve, justo antes que empezaran a tocar Los Carabajal. Ahí noté que el folclore también me ayuda a producir endorfinas, porque apenas llegué, sin que mediaran alcohol, comida ni otros estimulantes, se me pasó toda posible molestia, (tengo una pequeña lesión en mi espalda, que es leve pero dolorosa e incómoda). La noche estaba espectacular, la compañía no podía ser mejor (no los nombro para que no se agranden). Y pensar que el año pasado estuve en ese mismo festival, pero en la platea, donde a todo el mundo parecía molestarle mi euforia; encima... hacía creo que menos de 3° (Chuiiii); error! si vas a ver algo que te gusta mucho, andá al medio del kilombo, ahí nadie te tacha de flaca desaforada, jiji.
Lo menos mejor digamos (por no decir que una cagada) fue la presencia de Soledad Pastorutti, no la soporto, menos mal que no soy la única que quería que se vaya, me iba a sentir muy ortiva si todos le pedían otra y yo gritaba andate!, pero no, parece que el odio hacia esta chica exagerada/ridícula es un tanto generalizado. Encima estaba la hermana también. Sólo voy a decir: mátenlas, mátenlas antes que se reproduzcan! (Es broma, es broma, después me dicen nazi)
Y bueno, después de ocho horas parada ahí, gritando, bailando de a ratos, pensé que hoy iba a estar peor, pero me siento re bien, auqnue... me levanté hace un ratito, a ver que me espera para la tarde.

Les dejo una canción que por supuesto no faltó anoche. Al que le gusta el folclore, disfrútela, al que no, escuche, quizá le agrada, anoche había un par de personas en mi grupo no muy allegadas al folclore, pero les gustó mucho, pero quizá fue el ambiente y el alcohol que ayudaron.

(NOTA: me doy cuenta que casi siempre que cuento algo, menciono la presencia del alcohol, eso me hará quedar como muy borracha, o ustedes también son así?)(Ah: el papel de cocina es porque soy alérgica, así que me paso el invierno seudo resfriada)


Está todo dicho...

Y es como dice Mario, siempre cuesta un poquito...