jueves, 20 de mayo de 2010

Sobre psicólogos y... psicólogos...

(Lo que digo a continuación hace referencia a un número reducido de situaciones de las que tuve conocimiento)
 
Mientras más psicólogos en el ejercicio de su profesión llego a conocer, más entiendo por qué mucha gente (nos) considera cualquier cosa menos profesionales.

Yo creo firmemente en la terapia, estoy convencida que puede ayudar a un amplio número de personas a enfrentar de manera diferente situaciones que las abrumaban; sin embargo, quiero dar un consejo (tómenlo si les sirve alguna vez):

Si por esas cosas de la vida deciden hacer terapia, JAMAS olviden que la persona que estará frente a ustedes es eso: UNA PERSONA, que puede cometer errores, no tomen al pie de la letra lo que dice o lo que ustedes entienden que quiso decir, porque muchas veces (más de las que uno desearía) lo que interpretan está teñido con sus propias experiencias.

Si alguna vez, ya haciendo terapia, creen que lo que dijo el psicólogo es una cagada, o no se corresponde en nada con lo que ustedes han estado planteando: discútanlo, no den por sentado que tiene razón.

Por estas cosas prefiero el área laboral y no la clínica. Y lo peor que puede pasar en la clínica es encontrarse con un profesional que no tiene el menor grado de autocrítica sobre su trabajo. No se dejen llevar por los costos o el prestigio, traten de ser objetivos, y si una terapia NO les ayuda luego de un tiempo, piensen en cambiar de terapeuta.

No podía dejar de decirlo, a veces sé de cosas que se dicen en los consultorios que me aterran.

Repito: CREO en la terapia, es muy buena para la gente que está predispuesta a ella, pero un psicólogo no tendrá las respuestas sobre lo qué es mejor para la vida de nadie, eso siempre dependerá de las elecciones que haga cada uno.

Como último consejo: si de repente al escuchar al psicólogo se les representa una imagen como la siguiente, HUYAN!!!
 




Template by:

Free Blog Templates