jueves, 9 de octubre de 2008

La inocencia le valga

La Bugui (que, para quienes no sepan es mi sobrinita de dos años que se llama Helena) tiene un vecinito/amigo/compañerito del jardín maternal. Se llama Tomás, más conocido como Tomi. Es el único amiguito con el que no pelea, y ella es la única con la que no pelea él, por lo que pasa mucho tiempo en la casa de mi hermano.

Hace un par de semanas fui a pasar un domingo ahí, y los veía a la tarde jugar en el patio.

-Heladoooos! Vendo heladooos señoraaaa!- gritaba Tomi
-Deme doz- contestaba la Bugui, mostrando los dedos índice y mayor.

Hacía él el gesto de servir y ella el gesto de pagarle, el vuelto eran unas piedritas; después la Bugui finge comer ambos helados a la vez. Entonces Tomi le dice (con cara de ofendido)

-Ehhhh, Helena! No comás así de rápido, después vas a ser gorda...

Y mi sobrina se reía, mi vida, todavía no se ofende porque le digan gorda...

Pero la anécdota que quiero contar no es esta, sino una conversación mientras los tres (ellos y yo) merendábamos juntos.

Bugui (frunciendo el seño, gesto totalmente heredado de su tía): Tía... zabéz? El pezito negro se ha morido...
Yo: Ah, sí?
Bugui: Zi, y se caido en el poto y llorado y se morido. (Ella vio a mi hermano enterrando a uno de los perritos que agarraron de la calle y murió al poco tiempo (por eso lo del "poto"), y en realidad lloró ella, ja)
Yo: Bueno, no te preocupes, ahora está en el cielo.
Bugui: Con Dioshito?
Yo:
Tomi (que escuchaba con atención interviene): Tía (él cree que ese es mi nombre, jajaja) tá en el cielo el perrito de la Helena?
Yo: Sí.
Tomi (mira al cielo, y dice): Yo no lo veo.
Yo: Es que sólo se lo ve por la noche, cuando salen las estrellas.

[Piensa un rato y dice finalmente]

Tomi: Cuando yo tabaje voy a compar una escalera así de gande (gesto con la mano derecha hacia arriba y la izquierda hacia abajo) que llegue hasta el cielo, para que la baje a la Pelusa.

Yo: Quién es Pelusa?
Tomi: Mi perrita que también se morido y tá en el cielo con Diosito.

...

Casi muero de ternura, por la idea, por los gestos, por la seguridad con que lo decía; pensar que alguna vez fuimos así de inocentes...

13 Asociaron libremente:

Ana dijo...

Qué bonitos! Sabés las veces que pagaría para volver a ser chiquita por un rato?!

EGO dijo...

Que bonito. Anécdotas así, recordamos casi todos de nuestra infancia verda??es algo tan tierno. ¿en que moemnto perdemos la inocencia?? duele un poco pensarlo a veces, ¿no¿
Aunque es lo que toca.
Besos

el Rafa dijo...

Dile a Tomi que cuando suba me baje a mi perrito Benji también y que cundo juegue al heladero me llame para que le compre uno de crema del cielo.

Floper dijo...

pero que tierno!... Me mori de ternura, que inocencia.
Todos eramos asi, yo jugaba que tambien pagaba con piedritas y toma te invisible =).
Beso querida Ivy.

Luis dijo...

wau!!!!!!!!!

te jure llegue a emocionarme....es una escena genial..para una pelicula..es genial!


los niños son lo mejor. Esas conjeturas tan reales!!!! porque son reales!...es genial

me encanto!

besos!

Ivy dijo...

Ana: yo así de chiquita no sé, porq después te acordás prácticamente nada de todo eso! a menos q te lo cuenten una y otra vez

Ego: yo no me acuerdo cosas de esa edad, tengo formada una imagen por anécdotas q me contaron, pero recuerdos propios ni uno, por lo menos no antes de los 4 años

Rafa: aaayyy, sos un tierno, i got you!

Floper: yo vendía galletas, jajaja

Luis: no sé cuánto sería capaz de pagar por haber podido filmar la expresión de Tomi diciendo "para que la baje a la Pelusa"... pero bue... hay cosas que el dinero no puede comprar; jaja

besos

LUZ dijo...

Me muero de la ternura!! Me encantaría que todos fuéramos tan tiernos, que nunca desapareciera la magia de la infancia. Que a ningún niño se le robara la ingenuidad, que no existiera la palabra adulto. Que todos fuéramos niños para siempre.

Un beso. Me encanto el post

El Frikilósofo dijo...

A diferencia de lo que muchos puedan pensar, la Muerte es, de hecho, uno de los temas que con más fuerza pueden arrancar los mejores sentimientos en una persona.
No sólo sentimientos de tristeza o impotencia, sino también bellos, como este.
Gracias por pasarte por la Academia (aunque has hecho que se me pusieran rojas las orejas). Besos!

Ivy dijo...

Luz: es verdad, ojalá conserváramos esa etapa donde no existe ni rastro de mala intención

Friki: muy cierto, y seguiré pasando por la academia, no entiendo por q lo de tus orejas...

acaso pudor?

besos

Santiago dijo...

Me acabo de morir y volver a nacer de la ternura. Dios! :)
Qué lindo!
Acá volvi, despues de un cuelgue de unas dos semanas :).
Prometo leer (casi) todos los posteos que me he perdido jaja.
Besos, suerte!

Mamarracho dijo...

con ese se casará la bugui!

Ivy dijo...

Santi: menos mal q resucitaste! hubiera extrañado tu blog! jaja

Mamarracho: ojalá q si pasa eso, los dos conserven algo de esa ingenuidad

Yo no soy Cindy Crawford!!! dijo...

Dios!!! no le mientas a los chicos! se va a querer matar cuando se entere q no se ve de noche, y la pelusa no va a bajar, xq no va a poder comprar esa escalera!!
No soporto q le mientan a los chicos, xq mucho de lo q me mintieron de chica, son cosas q no supero de grande.
Ya sé, estoy hecha mierda de la cabeza, vos lo podes decir xq sos psicóloga, pero así es.