martes, 4 de mayo de 2010

Cortito para volver

La cara de imbécil del que maneja una moto es directamente proporcional al tamaño del rodado.

Aportaría pruebas pero no las considero necesarias, además mis vecinos no se dejarían fotografiar sin que les explique para qué.