lunes, 10 de noviembre de 2008

Yo bardera (no digan que no les gusto así =P)

Se acuerdan de este post? Bueno, para el que no lo quiera leer, ahí criticaba a la gente que se queja siempre por lo mismo y no movía un dedo para resolverlo. Yo también me quejé mucho tiempo por algo que no resolvía por... diferentes motivos. Hasta que un día me harté, una día me saltó la chabeta mal y me dije:

Ma, sí! Desde ahora se pueden ir todos a la mierda!

Tranquilos mis bloggers (aunque me pregunto ¿quién se alteraría porque yo diga algo así? supongo que alguien que no me lea seguido)

En fin, por supuesto no me refería a todos TODOS, tampoco me gustaría estar solita (aaayyy, quiéranme! jajaja) pero este pensamiento estaba dirigido a aquéllos que no se bancaran la verdad de la milanesa.

Y, para que entiendan, si tienen ganas qué sé yo, es un país libre, todos somos libres (yo también?! ah, no... no del todo =P) Decía: para que entiendan aquí va la explicación de semejante decisión:

Es así:

Como muchas personas, tenía muchos grupos muy diversos de amistades: ex compañeros de aquí, de allá, vecinos, amigos de la infancia que se mudaron pero seguimos en contacto, etc. Y, como muchas personas, creo, no en todos estos grupos y las personas que los formaban, yo proyectaba la misma imagen, porque uno no siempre actúa exactamente igual en todos los grupos a los que pertenece, por las cosas que hacen juntos, por la forma de ser de los otros, la dinámica misma del grupo, etc. Creo que se entiende... aunque me perdí un poco...
Bueno. . . la cuestión es esta: en ciertos personas había proyectado una imagen de paciencia, interés por los otros, disponibilidad para escuchar kilombos, etc., de lo cual a veces estaba un poquito HASTA LA MIERDA, ¿por qué?

Porque para las personas que me veían así no podía tener un puto día de mal humor y sin ganas de escuchar problemas estúpidos, porque de repente era mala por eso.

Otras personas me veían RE FUERTE (no hablo de físico chiquillos, nada que ver, jajaja) como una mina que se bancaba cualquier cosa, entonces no podía un día llorar porque se murió el perro del vecino, que conocía desde chica, no, porque: ¡¿Cómo podía ser que YO me sienta mal por algo?!

Para cierto grupo muy reducido de personas, era casi un robot, prácticamente incapaz de cometer un error, para esa gente TODO me salía bien, yo siempre estaba feliz, etc., entonces. . . Para esas pocas personas no podía un día estar embolada, reaccionar mal, contestar para el orto, porque de robot-semidios a persona que siente, la distancia se hacía muy grande como para ser asimilada por sus pobres cerebros.

Hola! Aquí Ivy! Soy Humana!

Así que bueno, después de mucho tiempo de pasar malos ratos por esto, de sentirme mal, volverme una flaca quejosa porque no podía contar con algunos de estas personas a las que llamaba "amigas"; después de todo eso un día me dije (pero a mí, ¿eh? no a esas personas): todos los que te estereotiparon, te rotularon, clasificaron y guardaron en una conexión neuronal inamovible por lo poco que ejercitaron esas mismas neuronas, bueno, que todos esos se vayan

UN POQUITITO A LA PUTA MADRE QUE LOS PARIO

[Sin ánimos de ofender (?)]

No sirven las amistades con las que no podés ser vos mismo; y aquí viene la autocrítica (porque si no hago eso en este blog la gente me quiere menos, y ya saben que siempre lo digo: ¡quiéranme! ¡quiéranme! jajaja, naaa, en serio va la autocrítica) yo debería haber evitado que pase lo que pasó, a saber: que la gente se haga cierta imagen equivocada de mi persona, obviamente de alguna manera contribuí para que eso sucediera, debería haber tratado de demostrar que estaban errados, pero ya era demasiado tarde cuando quise hacer eso; por eso mejor limpié el msn e hice nuevos amigos que se sumaron a los muy buenos que todavía quedaban.


A todos ellos: los quiero mucho.

Y ustedes por ahora se portan bien y hacen las tareas, así que se salvan de mi crueldad (?) Jijijiji, ni yo me la creo.

Besos.