jueves, 19 de septiembre de 2013

Me rendí

Cual persona mayor de 60 me resistía a cambiar mi viejo celular por un Smartphone. Pero mi celular caducó y no me quedó otra. Ahora tengo uno con un millón de aplicaciones que jamás voy a usar. Me agregaron a 25 grupos de WhatsApp que me hacen pensar que la gente no tiene un joraca que hacer por el tiempo que se pasan escribiendo mensajes sin sentido.
Un bajón.
No me simpatiza la idea de estar hiperconectada, por algo me fui a vivir al campo.
Así que cuando llego a mi casa desactivo el tráfico de datos (o cómo se diga) y sólo entran mensajes o llamadas como en mi viejo celular.
Y soy feliz.
No debería haber gastado tanta plata ahora que lo pienso.

12 Asociaron libremente:

Hugo dijo...

Como toda herramienta es útil, ya después lo que cada quién haga con los aparatitos es otra cosa.

Nunca falta la persona a la que le hablás y apenas si te registra por no poder sacar la mirada de la pantalla.

Ivy dijo...

es horribleeeeee q hagan eso

Alicia Seminara dijo...

Y eso que todavía no te empezaste a quejar de que cuando querés tocar una tecla te aparece la letra de al lado, un horror, lleva su tiempo, eh!!! :D

Alicia Seminara dijo...

Y eso que todavía no te empezaste a quejar de que cuando querés tocar una tecla te aparece la letra de al lado, un horror, lleva su tiempo, eh!!! :D

Ivy dijo...

siiiiiiiiiiiiii eso ya me pasó, es horribleee

eliú dijo...

hasta hace poco tenía un motorola que parecía literalmente un ladrillo... resistí mucho tiempo, pero he cedido... y ahora, al igual que tú, tengo un aparato con apps infinitos, que no sé si terminen por servirme, pero lo que concluyo, es que la gente, quiera o no, termina por seguir al sistema :(

Escribidora dijo...

Whatsapp es una de las tantas cosas que han hecho del mundo un peor lugar... hace un par de días fui a un café y mientras esperaba había una adorable pareja... cada uno mirando su celular, y una qué daría por tener una agradable compañía para tomarse un café jaja.
Se suponía que la tecnología une al mundo, pero nos vuelve cada vez más islas.

Tanto tiempo sin visitarte!

Nell.

Ivy dijo...

Eliú: sí tienen mil cosas, creo que he usado cuando mucho cinco funciones, jeje
Escribidora: tal cual! Yo suelo desactivar en algunas situaciones el tráfico de datos para que no me llegue nada!

Ivy dijo...

Eliú: sí tienen mil cosas, creo que he usado cuando mucho cinco funciones, jeje
Escribidora: tal cual! Yo suelo desactivar en algunas situaciones el tráfico de datos para que no me llegue nada!

Connie dijo...

Ivy! reapareci jaja asi es lo mio. Escuchame esta perfecto que te lo compraste. Yo vengo pensando en cambiar el mio hace mucho ( ya que es de la epoca de las cavernas maso) el tema es que cuando quiero uno pasa tiempo y ya despues queda medio obsoleto! Soy un desastre con eso, pero bueno me voy a tener que decidir por uno y BARATO ja!
Con respecto a que la gente no tiene nada que hacer, uff es un tema. Por un lado esta bueno estar conectado, ayuda mucho y por otro a veces cansa, en eso te entiendo. Yo soy de las que lo mira a diario o sino no le doy importancia alguna. Es por eso que me suelen decir estas bien? existis? jajaj porque a veces no le doy bolilla!
Usalo para lo que lo necesites y ya esta, de ultima es un telefono que sirve y mucho.
Un beso y te espero por mi blog como siempre voy a leer otras entradas tuyassssss
beso Connie

Jack el Despotricador dijo...

Yo me compré mi primer smartphone a principios del 2014 por 2 razones: una, porque mi Nokia 6131 heredado ya estaba en las últimas, y la otra, porque casi todos mis amigos tenían Whatsapp y hacían de todo con las app, y medio como que yo quedaba en el aire.
Generalmente me conecto por wifi, y sólo activo el 3g en casos especiales (especialmente cuando estoy mucho tiempo fuera de mi casa y lejos de algún wifi abierto, y necesite sí o sí comunicarme, ya que es más económico que mandar sms). Mi crédito está prácticamente al pedo (tengo como $150).
Encima mi celu saca mejores fotos que mi cámara digital.

Un smartphone nos facilita y nos caga la vida al mismo tiempo. Jaja! ;)

Saludos!

Ale dijo...

Volvé!